>No se si eras un angel o un rubí

>

Te vi, saliste entre la gente a saludar
Los astros se rieron otra vez,
la llave de mandala se quebró
O simplemente te vi.
Fito Paéz – Un vestido y un amor

A Claudet
Te esperé desde una esquina en la calle felicidad, apareciste entre la gente y me saludaste, no sabía si eras un angel o un rubí, fuimos a comer chocolates y pasear, me fijé en tus ojos y me prendí de tí.
Meses después, luego de conciertos, trovas y letras, en la posada del ángel escribí una declaración de amor en una servilleta. Y en un día de fiesta nacional me besaste bajo el mapa de un país perdido en el tiempo.

Desde entonces, todos los días que pasamos juntos son nuestro cumpleaños.

Ahora caminamos juntos, trabajando el día en que nos devuelvan nuestra patria los rancios ladrones de iniciales multicolores, para que no hayan mas niños con su inocencia en las aceras, ni ancianos sin hogar, ni perros sin abrigo.

Hace dos años te ví por primera vez, desde entonces mi arco iris ya no es en blanco y negro. En cambio nuestras caras se pintan de colores, cada vez que nuestras miradas se juntan.



>Si le das mas poder al poder

>

 Hay que arrancar el problema de raíz,
y cambiar al gobierno de nuestro país,
Si le das mas poder al poder,

mas duro te van a venir a coger
porque fuimos potencia mundial 
somos pobres, nos manejan mal.
Molotov - Gimme the power
 
- Esos son los tres favoritos.
- Según las encuestas, claro.
- Hechas a la medida, como corte inglés.  
- Los tres ya gobernaron, ellos o sus padrinos. 
- Solo se enriquecieron sus amigotes.
- Tienen en sus uñas, sangre seca del pueblo.
- Regalaron y siguen regalando nuestros recursos. 
- No privatizaron el aire por falta de tiempo.
- Entregaron en concesión hasta el alma.
- Licitaron nuestro futuro 
- Por eso ahora vienen por mas.
- No los dejaremos, esta vez se fregaron. 
- ¡Abisa a los zorros, pronto!.

>So pretexto de vida, so pretexto de amar

>

Las tardes de muertos eclipsan el bar
los deudos callaran su rabia y todo es por ti
pagando las noches d fusilamientos
gente desaparecerá…
¿en donde mierda estan?

So pretexto de vida, so pretexto de paz
so pretexto de amar, so pretexto de luchar
¡mentiras nada mas!…
las que escribe tu voz
.
Leuzemia – El Asesino de la ilusión

Hace un año la desidia del gobierno de Alan García desencadenó una matanza entre peruanos que hasta hoy se desconoce la verdadera magnitud de la misma: las cifras oficiales hablan de una treintena de muertos, la Defensoría del Pueblo presentó un informe incompleto y manipulado, el gobierno el mismo día inició una campaña de amedrentamiento y persecución: dirigentes asilados o recuperándose de sus múltiples heridas, medios de comunicación cerradas, periodistas presos; todo con la venia de los halcones de la política y propietarios de la prensa acostumbrados a recibir dinero en sobres manila o maletines.

A 365 días del día nacional de la impunidad, dar reflexiones pseudo-sociológicas acerca de “élites limeñas” que por fin darán una mirada a la selva olvidada, es dorar la píldora ante la matanza que existió, es olvidar que Alan García habló sobre ciudadanos de primera clase en el mismo instante que llenaban de balas el cuerpo de Manuin, es no recordar la responsabilidad de loa ex-ministros Simons, Cabanillas y la actual Ministra de Economía, intocable para los falsos líderes de opinión.

A 12 meses de la infamia, se insiste en campañas nauseabundas en contra de los dirigentes nativos, en ridiculizar a activistas que se encadenan en la Casa Blanca cuando el mayor asesino y ladrón de la vida republicana peruana se reunía con Obama, no descanzan en manejar las mismas “cifras oficiales” que hablan de una treintena de muertos, la mayoría polícias, para beneplácito de ex-periodistas metidos de analistas políticos, siempre sospechosos de colaborar con la CIA y otros esbirros.

Bagua no ha servido para un acercamiento entre el Perú oficial y el real, simplemente ha servido para corroborar qué, a pesar de las optimistas cifras macro-económicas, de las inversiones rebosantes, de ese aroma a primer mundo que emiten las vitrinas de los Centros Comerciales, seguimos siendo una República Bananera, donde los recursos naturales se rematan debajo de la mesa, las leyes se modifican para beneficiar al poderoso, nos gobierna un presidente asesino reincidente en matar ilusiones. Los Rancas que hace medio siglo denunciaba Scorza, ahora se llaman Bagua, siempre bajo los titulares de mercenarios Expreso o Correo.

Bagua también sirve para señalar al traidor o al mercenario, y separarlo del valiente que no teme salir a la calles para expresar su rabia, su buena memoria y su dignidad.

>Ellos tienen el poder y lo van a perder

>

Ellos transan, ellos venden
y es solo una figurita
el que este de presidente
porque si estaba Alfonsin
el que transa es otro gil
son todos narcos, y de los malos.

¡hijos de puta!
en el congreso,
hijos de puta en la rosada
y en todos los ministerios.

La realidad latinoamericana es la misma: los políticos corruptos simulan debatir, luego se sonrién, se visitan, para al final transar un pacto infame: puedes recibir dinero desviado de fondos del estado, tener ilegalmente armas para acribillar un pequeño animal y gozar de inmunidad parlamentaria.

Tránsfugas, testaferros, narcotraficantes, traficantes de tierras, estafadores, genocidas, cleptómanos: en una prisión hay menos delincuentes que en el Congreso de la República y en la Casa de gobierno, desde el sur del río Grande hasta la Patagonia.

Rabia, asco y naúsea provocan las acciones de estos mafiosos en cualquier ser humano con dignidad. Pero un día, como canta la Bersuit, ellos perderán ese poder que ahora poseen: ese día feliz llegará pronto y el pueblo organizado les dará su merecido castigo.

>Siempre digo que pena haber nacido tan temprano

>

Son dias de gloria, se le acercan mujeres
es el rey de la bola, le regalan placeres,
una de ellas le quiso, otra le quiso hundir,
la tercera le hundio, le rompio el corazon,
y tambien le rompieron en mil trozos la rodillaen aquel final de liga en sevilla.
Y ahora se maldice se mira y se lamenta.
por ese dolor de espalda, de pierna y de alma.
Siempre me lamento, siempre digo que pena haber nacido tan temprano, y si mas tarde hubiera nacido seguro que mas tarde me hubieran engañado.
Quijano – Balada del futbolista

Hace casi 4 décadas que paseó su talento innato, su dribling endiablado, su coraje de tez cobriza por el Camp Nou y los campos de la liga española, ayudando al Barça a ganar la temporada 1973-1974, incluído un 0-5 al Madrid en el Bernabeu.

Pero Hugo Sotil, el Cholo, ha sido tan grande que seguramente pasarán otros 40 años y seguirán búscandolo para entrevistarlo, cada vez que el Barça gane campeonatos, se recuerde el mundial del 70 o simplemente nos embargue la nostalgia por su juego para la tribuna, de fantasía.

¿Cúanto ganaría Sotil si jugara ahora? en esto tiempos en que un futbolista mediocre puede ganar millones de euros al año solo por correr y meter, seguramente el Cholo sería millonario, aunque ya es leyenda urbana sus andadas en Ferrari rojo, por la noche de Barcelona en sus años de gloria: Sotil lo derrochó en trago, malos amigos y mujeres, lo cual mermó su rendimiento. A los 30 ya tenía el físico de un veterano.

Es que además, era un jugador valiente que jamás le corría a la pierna fuerte: Sotil entraba a cada jugada para dejar todo en la cancha, sin pensar en jugosos contratos o cuidarse cuando jugaba para la selección peruana, a la que defendió en 2 mundiales.

Ahora Sotil pide una pensión de gracia, hasta hace unos años aún jugaba futsal y ganaba algo de dinero, pero sus sesenta y una lesión crónica a la rodilla solo le permite asistir a dar el play de honor. Tiene un hijo futbolista que heredó la quinta parte de su talento y todos sus vicios, pero le bastó para jugar en Polonia y al regresar ser tomado en cuenta en la liga local.

Ahora que escucho esta balada de Quijano, pareciera escrita para el genial y humilde cholo, aquél que pide ser enterrado con las sedas de la blanquirroja y del Barça, que le ganó en el salto al inmortal Figueroa -a despecho de su 1.69- para anotar e ir al mundial, que se escapó de Barcelona para jugar la final de la Copa América y marcar el gol del triunfo, que fue 500 veces más futbolista que aquellos limitados que ahora tienen su vida asegurada por unas temporadas em Europa pero no serán recordados ni en 5 años.

>Oh, mi amor, desaparece el mundo

>


Los amigos del barrio pueden desaparecer,

los cantores de radio pueden desaparecer,

los que están en los diarios pueden desaparecer,

la persona que amas puede desaparecer

Charly García – Los dinosaurios


Es un genio de oído absoluto, de vicios casi tan grandes como sus virtudes, de insanias tan cuerdas, como la cuarta de su guitarra, como los agudos de su piano.

Lo recuerdo desde niño, pegado a radio, cuando estaba verde, soñando demoler hoteles, pidiendo que no bombardeen su Buenos Aires querido. Luego la juventud, escuchándolo no queriendo volverse tan loco. Y después, descubrir esos viejos discos de Sui Generis, Seru Giran. Viejos discos tan vivos como el Fantasma de Canteville.

No podré verlo tocar en vivo, en mi Lima gris: lejos estoy de allá, mis ojos no contemplarán su resurrección. Pero confío en verlo pronto, yo que nunca fui a New York, ni sé lo que es Paris.

De los cientos de canciones creadas por Charly García, recuerdo una que les gusta a todos, en especial a los muertos y a los que recordamos, para mantenerlos vivos en estos pagos del inmenso bosque de huesos desaparecidos que es la América toda.

Etiquetas: charly García, Rock, ensayo

>How does it feel?

>

How does it feel?
How does it feel?
To be on your own
With no direction home
Like a complete unknown
Like a rolling stone?
Bob Dylan – Like a Rolling Stone

Como acróbata circense, empinada sobre un vetusto balcón de casona ruinosa, una hermosa mujer casi desnuda consumía el último pitillo de grifa que moría en sus dedos.

Haciendo caso omiso a los gritos de sus amigos, la joven bailaba, gritando el nombre del único hombre que le besó las cicatrices ocultas en sus muñecas.

Siempre le sucedía lo mismo: en medio de un bacanal, recordaba al ausente, el mismo que años atrás le servía vodka con naranja, mientras interpretaba algunas tonadas del viejo Bob; en especial una, que hablaba de una niña nacida bajo mantas de armiño, tan tierna como tóxica:

Like a Rollin… me recuerda a tí – le dijo él, en medio de caminos de alcohol.

– Entonces cántala siempre, Darling – replicó ella.

Recordaba perfectamente el día en que él se marchó, aduciendo problemas de salud y una excelente oportunidad laboral. Ella, despúes de mandarlo a la mierda, lo entendió: sabía perfectamente que seguir su ritmo de vida, en orgía perpetua, era extremadamente perjudicial para la integridad de simples mortales.

– Vete, tienes derecho a venderte- le dijo ella.

– No lo haré, solo me arrendaré por temporadas… llámame – contestó él.

Ella recordó esa última frase y a despecho de las tres de la madrugada, tomó su celular y llamó, sin saber en que parte de aquel ancho país se encontrara él:

Wish You Were Here

Mas nadie contestó la llamada urgente. Ella dejó un mensaje balbuceante, antes de trastabillar y caer desde el segundo piso, en cámara lenta, como dejándose llevar.

Esa vez tuvo suerte, sólo se frácturó ambas piernas.

Él escuchó el mensaje a la mañana siguiente, perdido entre dunas de sal. De inmediato regresó a la ciudad gris y no paró hasta dar con ella, en un hospital público. Apenas pudo reconocer, entre férulas de yeso y vendas, a aquella muchacha completamente desquiciada que otrora llenó su vida de adictiva savia elaborada:

– Mi insana favorita… How does it feel?- le preguntó, después de besarle la frente.

Bob Dylan – Like a Rolling Stone